jueves, 23 de enero de 2014

Bollos holandeses de canela o zeeuwse bolussen

Esta receta de bollos holandeses de canela se me antoja perfecta para elaborar y degustar en cualquier momento. Pero ahora durante este crudo invierno apetece más amasar, hornear e invitar a merendar a los amigos. Están geniales recién hechos ( que no calientes) acompañados de un chocolate caliente, un café o un té.
Receta Bollos holandeses de canela
Bollos holandeses de canela o zeeuwse bolussen




Ya he comentado anteriormente que cada vez me gusta más amasar, es una actividad que aunque requiere esfuerzo me relaja, así que para mi estos bollos holandeses de canela son un doble placer.

El único "problema" que tienen es que el olor a canela, que lo embarga todo puede provocar que tus vecinos, "preocupados" llamen a tu puerta y se interesen por lo que se hornea en tu casa, y de paso te traen el tupper por sí tienes algún resto para compartir.

Ilusos. La mesa puesta, leche, chocolate caliente y los bollos preparados. ... No saben que en casa, como en en otras muchas, un buen dulce no se perdona.

Los bollos holandeses de canela son un clásico que los judíos sefarditas portugueses trasladaron a Holanda, de hecho son típicos de la región de Zelanda, porque en Amsterdan tienen una variante en la que utilizan el jenjibre para cubrirlos. Gustan tanto que organizan su propio concurso anual dedicado a este bollo en el que participan los mejores pasteleros de la región y eligen el mejor.

Y os preguntaréis ¿qué tienen de especial? a diferencia de otros bollos parecidos como los rolls de canela que os presente hace unos meses, estos bollos no están rellenos de canela, sino cubiertos. Totalmente recubiertos de azúcar moreno (preferiblemente húmedo o muscovado) y canela. En el proceso de levado el azúcar y la canela fermenta y se forma una película que cuando se hornea llena de aroma tu cocina y la de tus vecinos.

Vamos a por la receta, que aunque fácil hay que programarla y lleva un poco de tiempo.

Tiempo de preparación: 60 minutos + 3 h de reposo
Tiempo de horneado: 10 minutos
Raciones: 9 unidades

Ingredientes masa

500 gr de harina de fuerza
230 gr de leche a temperatura ambiente
80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo M
25 gr de azúcar
10 gr de levadura fresca o de panadero
8 gr de sal
Ralladura de medio limón

Ingredientes formado

100 gr de azúcar moreno húmedo
15 gr de canela

Receta Bollos holandeses de canela
Bollos holandeses de canela o zeeuwse bolussen


Preparación de la masa

1. En un cuenco mezclamos todos los ingredientes de la masa. El resultado es una masa ligeramente pegajosa. La dejamos reposar 10 minutos.

2. Pasado ese tiempo de reposo podemos comenzar a amasar durante 10 - 15 minutos, plegando la masa sobre sí misma haciéndola rodar sobre la mesa. El resultado es una masa fina y satinada. La dejamos en un cuenco reposando durante una hora y media. El resultado una masa que más o menos doblara su volumen.

3. Transcurrido el tiempo de levado pasamos la masa a la mesa y la desgasamos. Para ello plegamos la masa y la amasamos con las manos. Dividimos la masa en porciones de unos 100 gr. A mi me han salido 8  de 100 gr y otra de 80 gr. Boleamos las porciones en las manos o bien sobre la mesa, eso dependerá de vuestra maña. Debemos conseguir que la superficie de las bolas sea lisa. Dejamos reposar las bolas durante 10 minutos

Preparación formado

4. Mientras reposan las bolas mezclamos en un cuenco el azúcar y la canela. Extendemos la mezcla sobre la mesa.

5. Una vez pasado el tiempo de reposo de las bolas. Empezamos a formar. Para ello estiramos en las manos, una a una las bolas formando un palo de unos 20 cm, y la hacemos rodar sobre la mezcla de azúcar y canela. Continuamos estirando  y retorciendo hasta doblar su largo, más o menos 40 cm. Lo hacemos así, para que la masa se impregne en su totalidad del azúcar. Una vez hecho esto, enrollamos en forma de espiral la masa y la disponemos sobre un papel de hornear en la de horno. Aplastamos con fuerza utilizando la palma de la mano. Espolvoreamos con los restos de azúcar. Cuando  disponemos los bollos en la bandeja dejamos una distancia de unos 8 cm porque cuando repose doblara su volumen. Durante este levado observaréis como fermenta el azúcar y la canela y se forma una película, son imperceptibles tanto el azúcar y la canela.

6. Dejamos reposar los bollos formados en la bandeja hasta que doblen su volumen, en mi caso una hora. Precalentamos el horno a 220ºC calor arriba y abajo. Horneamos durante 10 minutos. Pasado el tiempo de horneado los dejamos en la bandeja que se enfríen un poco.

Hablando del horno, deciros, que es importante que se vigile el horno para evitar que se dore en exceso.

Es un bollo que es perfecto para degustar acompañado de una taza de chocolate o café. En Holanda lo toman acompañado de mantequilla. Se debe consumir en el día.


Receta Bollos holandeses de canela
Bollos holandeses de canela o zeeuwse bolussen

Yo voy a por mi trozo, que creo que me lo merezco.

Si queréis podéis dejar vuestros comentarios, me encanta leerlos, o escribirme vuestras dudas o preguntas por mail o a mi facebook. Y también podéis visitar mis fotos y descubrir las fotos que más me gustan en Pinterest.


Gracias más que nunca por estar ahí.



AgurtzaneS

Fuente: Pan Casero de Ibán Yarza

18 comentarios:

  1. Tiene una pintaaaa. Voy a intentar hacerlos, aunque también no creo que me salgan. Eres una artistaaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. Esta cae seguro ,si cargo de conciencia ninguno, cosa tan rica...si los cinnamon rolls me encantan,esta "versión" seguro que me vuelven loca...más aun...qué peligro
    Buen finde!!!

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla! Son además preciosos, más bonitos que los cinnamon de toda la vida... mmmmm

    ResponderEliminar
  4. pues sí, en mi casa caerán también, gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ummmm, yo sin chocolate, ni te, ni cafe , ni nada, si pillo ahora uno me lo zampo asi , a secas, que ricos tienen que estar dios mio¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  6. Estan buenisimos!!!!,visite tu blog y me quedé, te invito al mio
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Tú no me ves pero yo te estoy aplaudiendo desde casa, mi marido me está mirando con cara rara pero me da igual; VIVA, VIVA, VIVA, qué bollos tan ricos!!! si pudiera pasaría de la pantalla y me llevaría unos cuántos, muaks!
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Nunca los había visto y tienen una pinta estupenda!

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Me salieron riquísimos, se me doraron de mas porque se hace con una nada

    ResponderEliminar
  11. Que buena pinta! los veo por primera vez y me imagino el aroma que tienen, riquisimos!
    bss

    ResponderEliminar
  12. Todo lo que lleva canela... me apasiona, así que estos bollitos no van a ser menos, estoy segura, me los llevo (bueno la receta) Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la receta, se ven con una pinta mmm superior.. Me quedo echando un ojo por tu blog que veo cosas muy interesantes. Biquiños

    ResponderEliminar
  14. Pero chica... no me extraña que acudan tus vecinos, si creo que me ha llegado el aroma hasta a mi, jajaja. Y es que la canela es de mis favoritos, así que seguro que a mi me encantarían estos bollos que hoy nos traes.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Que pintaza tienen... me encantan.


    micocinayotrascosas.com

    ResponderEliminar
  16. Deliciosa y riquísima son una pasada .
    Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Espectacularrrrr, gracias por compartirlos

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué receta tan ideal! La apunto en mi lista de pendientes, sin duda. Y, de paso, me quedo un rato por aquí, que tienes cosas muy interesantes.

    Un abrazo grande desde el blog lemonsieurcitron.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Me gusta tu opinión y muchas gracias por escribir, sin vuestros comentarios no tendría sentido este blog.
Vuelve pronto. Gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...